Por qué los hombres se enamoran de mujeres que los tratan mal

Cuando intentas conquistar a un hombre quieres que vea tu lado más tierno, atractivo, dulce y carismático; prestas atención a lo que dice, te preocupas por él e intentas estar lo más cerca posible. A veces las mujeres olvidamos, por un momento, que nuestro mundo no puede girar alrededor de un hombre y que no toda la atención que tenemos puede ser para él porque antes estamos nosotras.

Primero: lo mejor es que comprendas que una pareja sólo es un complemento, no tu felicidad completa. Cuando eres independiente, segura y con alta autoestima, se podría decir que ya eres una mujer “mala” para los hombres. Este adjetivo no es literal, sino que ellos temen a estas características porque saben que nunca harás a alguno tu prioridad y si quieres ignorarlo, lo harás.
Alguna vez en tu vida has cometido el grave error de dejar todo a un lado por permanecer en la vida de un hombre, lo haces el centro de tu atención e incluso, si a él no le gusta algo de ti, lo cambias.

 

Aquí es en donde radica el problema; recuerda que un hombre no es todo tu universo, sólo es una porción de él. Entonces, ¿por qué los hombres se sienten más atraídos por las mujeres que los tratan mal? Ellos se hartan de que una mujer esté todo el tiempo para él porque la dejan de ver como un gusto y se vuelve una “molestia”. Por lo que se comprueba la teoría de que mientras más te alejes, más estará ahí.

Mientras más independiente seas, él más va a querer conquistarte simplemente por la emoción de tener un nuevo reto. No se trata de ser grosera, tampoco de ser una niña buena y después te conviertas en “mala” porque es un cambio bastante brusco que provocará alejarte de esa persona.

Debemos admitir que el corazón, la mayoría de las veces, suele dominar; por lo que no te puedes comportar como una mujer sin sentimientos (a menos que este hombre no te haga sentir nada) sólo se trata de marcar tu espacioy tu libertad.
El concepto de la “mujer mala” no hace referencia a alguien abusadora, violenta y posesiva, sino el de una mujer fuerte, segura e independiente que quiera estar alado de ellos, pero sin olvidar que también puede estar en individualidad.

Los hombres aman a las mujeres “malas”, sí, es posible, porque ellos no quieren a una persona que le eche todo lo que conlleva una relación, así como nosotras tampoco deseamos que nos la echen a nosotras. Simplemente se trata de una unión de fuerzas y de independencia.

FUENTE: CULTURA COLECTIVA