La dolorosa historia de amor que inspiró “Amiga mía” de Alejandro Sanz

En este caso, es verdad que Alejandro Sanz le canta esta canción, “Amiga mía”, compuesta exclusivamente, a una de sus amigas. Es, como dice su productor Miguel Ángel Arenas, una declaración de amistad.

Por lo regular tendemos a equivocarnos en el significado de las canciones, y –en palabras de Alejandro Sanz– si tenemos en nuestra propia trayectoria una historia similar a lo que escuchamos, damos por hecho que se trata de tal cosa… que por lo regular estas referencias siempre giran en torno al amor y sus dolores. 

En el caso de “Amiga mía”, Alejandro Sanz compuso este tema inspirado en una amiga bastante cercana enamorada perdidamente de otro amigo suyo.  En pocas palabras, Sanz estaba entre la espada y la pared viendo cómo su amiga no paraba de preguntarle por él y siendo testigo de un amor imposible: en resumen, una historia triste.

Sin embargo, la canción no es tan simple. Muchas veces le han preguntado a Alejandro Sanz la historia detrás de “Amiga mía” y nunca se ha negado a contar la verdad, pero quien reveló nombres y todo fue su productor, Miguel Ángel Arenas, pues según sus declaraciones se trata del profundo amor que sentía la cantante Irene Chamorro, amiga muy cercana de Alejandro Sanz, por el compositor Antonio Flores.

Como dice Alejandro Sanz en entrevista y en la misma canción, diario escuchaba las declaraciones de amor de Irene, la desesperación que sentía por escuchar noticias suyas, saber si de casualidad la había nombrado y todas esas cosas que desesperan a cualquier alma enamorada, esa necesidad casi enferma por saber todo sobre esa persona. Sanz, como buen amigo, trataba de darle los mejores consejos, pero todos sabemos que cuando hay un corazón enamorado no hay nada que se pueda hacer.

Esta es la historia que comprende la primera parte de la canción, porque hay más.

 

Cuando Alejandro Sanz le cantó a Irene las primeras estrofas de la canción y la miró esperando una reacción emotiva o feliz, lo único que obtuvo de ella fue la frase: «qué inteligente, qué sabio que has hecho una canción de una historia mía». Por tanto, la segunda parte de la canción, según confesó el cantante, es una réplica a esa reacción; le dice que no fue su intención sacar a la luz los sentimientos de su corazón, simplemente se trató de un regalo y de poner un par de notas a su historia de amor imposible.

Lo anterior es más claro en la siguiente estrofa:

«Amiga mía, ojalá algún día escuchando mi canción
de pronto entiendas, que lo que nunca quise fue contar tu historia
porque pudiera resultar conmovedora.
Pero, perdona, amiga mía,
no es inteligencia ni sabiduría,
esta es mi manera de decir las cosas,
no es que sea mi trabajo, es que es mi idioma».

Según Alejandro Sanz, ahora su amiga Irene siente mucha emoción cada que escucha la canción, y además es uno de los más grandes éxitos del español, pues fue el primer track de su autoría que se colocó en el primer lugar del U.S. Billboard Latin Pop Airplay. “Amiga mía” está incluida en el disco Más de 1997 y es la versión larga y romántica del “Amiga, date cuenta”.

FUENTE: Cultura Colectiva

Lo más visto