Cinco consejos infalibles para ahorrar dinero en tus próximas vacaciones

Existen una batería de medidas que pueden ser tomadas para hacer de las vacaciones unas más económicas.

Existen una batería de medidas que pueden ser tomadas para hacer de las vacaciones unas más económicas.

infobae

Realizar un viaje internacional requiere de un enorme sacrificio económico para la mayoría de las personas. Ya sea por la compra de pasajes aéreos y hospedaje en divisa extranjera o por el simple hecho de tener que coordinar una infinidad de variables para que aquel necesario y costoso descanso rinda sus frutos, organizar un viaje hoy día puede resultar un desafío por demás estresante.

Es por eso que resulta fundamental planificar concienzudamente y tomar provecho de determinadas estrategias que pueden permitir ahorrar considerables suma de dinero, sin tener que sacrificar en calidad de hoteles o limitar las compras y excursiones en pos de lograr que los presupuestos familiares se mantengan dentro de los límites razonables.

En primer lugar, los expertos recomiendan enfocarse en conseguir asegurar los pasajes aéreos más económicos posibles y para lograr esto existen varios consejos que, en caso de ser aplicados correctamente, permitirán llegar a significativos ahorros.

Una de las medidas a tomar consiste en escoger el momento indicado de la semana para volar. Es comúnmente sabido que volar al comienzo del fin de semana es considerablemente más costoso que hacerlo, por ejemplo, un martes o miércoles. Por un tema de oferta y demanda, es recomendable viajar a mitad de semana dado que los vuelos suelen salir con menos pasajeros y las aerolíneas pueden ajustar sus tarifas en base a eso.

La misma lógica aplica a feriados y períodos tradicionalmente asociados a las vacaciones. Por ejemplo, volar en los EEUU antes o después del feriado nacional del 4 de julio resulta mucho más costoso que hacerlo el mismo día festivo. Lo mismo aplica para el día de Acción de Gracias, la Navidad o cualquier otra celebración que implique el traslado masivo de millones de personas.

Otro de los consejos ligados a la compra de los pasajes implica llevar adelante una estrategia un poco más arriesgada pero que puede ser muy redituable. Aquellos que no viajen con niños pequeños y que por un tema de flexibilidad puedan adaptarse a un mayor número de escalas, pueden recurrir a realizar tramos por separado con distintas aerolíneas y realizar aterrizajes en diferentes aeropuertos.

Muchas veces, lo que se conoce como vuelos de “ida y vuelta” suelen ser más costosos que aquellos que son tarifados por tramo. Dos tickets de ida en distintas aerolíneas pueden llevar a ahorrar mucho dinero, además de que habilitan al viajero a, en caso de ser necesario, cancelar o realizar cambios en uno de los periplos de forma mucho más sencilla que si se tratase de un vuelo tradicional.

El hecho de combinar distintos aeropuertos, sobre todo aquellas terminales no centrales que suelen encontrarse en las afueras d las grandes ciudades, también suele ser recompensando a nivel de tarifas. Eso sí, la medida implicará tener paciencia ante posibles demoras además de tener que planificar mejor los traslados desde el aeropuerto hasta el destino final.

Por otro lado, los sitios web propios de las aerolíneas suelen ser ignorados por la mayoría de los viajeros ante la presencia de plataformas como Booking o Expedia. Pero los expertos coinciden en que muchas veces ofertas difíciles de igualar son presentada únicamente a aquellos que acuden directo a los carriers en lugar de pasar por intermediarios.

Un “truco” asociado a esto implica realizar la comprar desde la versión local de la web de cada aerolínea. Por ejemplo, si uno se encuentra en los EEUU y quiere comprar un ticket con Norwegian Air de Nueva York a Oslo, se puede ahorrar más del 30 por ciento si se utiliza la plataforma en su versión original y no la versión creada para Norteamérica. En la mayoría de los casos, hacerlo requerirá de un traductor como Google Translate para poder ayudar en el proceso.

En lo que respecta al hospedaje, hay dos medidas a implementar que seguramente permitan ahorrar en grande. En primer lugar resultará fundamental repasar en profundidad el calendario de actividades y eventos del destino escogido antes de definir las fechas. Grandes festivales y conferencias suelen generar que las tarifas de los hoteles se disparen por los cielos, además de generar problemas a la hora de trasladarse, realizar visitas a las distintas atracciones o simplemente encontrar un sitio para comer. En la mayoría de los casos, sencillamente mover las vacaciones unos pocos días puede significar el ahorro de cientos de dólares.

Por último, y tal vez uno de los consejos menos difundidos, es llamar directamente a los hoteles dado que, aun en la era de las aplicaciones y los sitios dedicados a supuestamente ofrecer los precios más bajos, muchos hospedajes ofrecen descuentos que no son publicados en plataformas de terceros.

Parte de su estrategia es hacer que los potenciales huéspedes realicen sus reservas directamente con los hoteles. En muchos casos, las habitaciones asignadas a los sitios de viajes suelen ser las menos deseadas,  generalmente más pequeñas, cerca de los elevadores o sin vista alguna. Expertos aseguran que un llamado directo puede ser una estrategia efectiva para conseguir un upgrade a una habitación de mejor categoría, sobre todo si se menciona un evento especial como un cumpleaños o un aniversario de bodas.

Fotos: Shutterstock.

pixel