Entérate todo sobre los síntomas que afectan a más del 85% de las mujeres

Muchas son las mujeres que vivencian la llegada de cada periodo menstrual como un problema sin solución. Las inconvenientes se van presentando poco a poco y los dolores, el malestar general, la irritabilidad y los cambios de humor son algunos de los síntomas que van apareciendo y que parecen llegar para no irse nunca.

Según un paper publicado en la “Revista Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia”, aproximadamente un 85% de quienes están en edad fértil transitan este momento como una situación indeseable y consideran que esa sintomatología interfiere en las actividades diarias. A pesar de la gran cantidad que sufre de Síndrome Premenstrual (SPM), sólo un 5% de los que presentan esos signos señala que afecta  su calidad de vida. Sin embargo, para muchas puede significar un problema.

Es definido como un conjunto de síntomas relacionados con el ciclo menstrual, los cuales se dividen en: físicos (sensibilidad o dolor mamario, distensión abdominal, dolores de cabeza, hinchazón en general y aumento de peso), conductuales (cambios en los patrones alimentarios, principalmente necesidad de harina o dulces, trastornos del sueño, que se pueden dar con insomnio o necesidad de dormir más) y anímicos (irritabilidad, cambios de humor, ciclotimia, disminución de interés por actividades habituales, falta de concentración, ansiedad, tensión y lo que se conoce como “estar con los nervios de punta).

Si bien la edad de inicio del Síndrome Premenstrual suele ser alrededor de los 20 años de edad, la gran mayoría de las mujeres demora aproximadamente diez años en realizar la primera consulta médica, ya que lo toma como algo “normal”.

Lamentablemente, si no se hace nada al respecto, los síntomas pueden incrementar su intensidad y gravedad entre los 30 y los 40 años, y además empeora a medida que se acerca la etapa posterior a la extinción de la función reproductora. “La concientización social de estos estados transitorios ayudan a quitar el estigma que históricamente tiene la referencia popular a estos “días femeninos”, que han colocado a la mujer en muchos casos en situaciones de vulnerabilidad en su más amplio sentido”.

Fuente: Revista Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia

 

Lo más visto