¿Pronto serás mamá? Entérate que dieta debes tener en la lactancia

manera natural.

No olvides que la leche materna tiene un contenido de grasa relativamente alto comparada con la mayoría de los alimentos complementarios. Es una fuente clave de energía y ácidos grasos esenciales, que tienen una relación directa con el desarrollo cerebral de los niños y sigue siendo el alimento más completo desde el punto de vista nutricional.

La leche materna se adapta a la edad del niño que la toma. Esto quiere decir que a medida que el niño crece la leche aporta más calorías.

Varios estudios han descrito ya los numerosos beneficios psicológicos de los niños amamantados. La lactancia proporciona alimento, consuelo, ternura, comunicación entre madre e hijo, contacto y traspaso de oxitocina (la hormona del amor) de madre a hijo (y aumento de la misma en la madre).

Para brindarle una leche de alta calidad al recién nacido y no provocar gases debes seguir estas indicaciones.

No realizar una dieta estricta ya que necesita una gran variedad de nutrientes, no debes desmandarte comiendo, debes alimentarte adecuada y equilibradamente. Si lo haces de esta manera también bajaras de peso.

Existen muchos mitos como que si consumes de cosas fuertes o verduras con sabor fuerte como la cebolla y el ajo malogran el sabor de leche y que si tomas cerveza te ayudará producir más leche.

La producción de la leche  no se debe a lo que comas o no, sino a la frecuencia de succión que realice el bebé, es decir si más pecho le das, más leche producirás. El que se coma diferentes verduras o frutas u otros alimentos si es cierto que cambiaran el sabor de tu leche pero ayudará a estimular el sentido del gusto.

Se debe consumir:

  1. Se debe consumir verduras y frutas tres veces al día antes de los alimentos por las vitaminas  y minerales que brindan.
  2. Cereales y legumbres ya que nos aportan energía pero en pequeñas cantidades pero en cada comida.
  3. Carnes, pescado o huevo 2 raciones x día.
  4. Lácteos en todas sus formas 3 o 4 veces al día, ya que por estar dando de mamar el calcio que tienes en tu cuerpo bajará y necesitas de ellos.
  5. Grasas como el aceita de oliva, de sacha, mantequilla, etc. por el aporte de Omega 3 y Omega
  6. Frutas secas para evitar el estreñimiento.
  7. Nunca olvides de beber aproximadamente 2 litros de agua al día.
  8. Evita como alimentos que generen gases al bebé: Col, coliflor. Lechuga, café, tomate, entre otros.
  9. Si eres intolerante a la lactosa puedes consumir leche y yogurt deslactosado.
  10. Si en todo caso amas o adoras los alimentos que ocasionan gases a tu bebé, procura tomar agua de apio o infusión de muña antes y después de los alimentos.

Redacción: Verónica Franco V.

Twitter: @tulocutoravf

Fuente: bebepostnatal.blogspot.